Hasta mañana, si Dios quiere, de Ainara Vera

LA VIDA EN COMUNIDAD.

La película se abre de igual manera que se cerrará, por delante de nosotros, en un plano fijo, pasan por delante, como mirándonos a los espectadores (aunque más adelante descubriremos que se dirigen a una hermana convaleciente) unas mujeres octogenarias, de paso paciente y calmado, una tras otra, como si fuera una procesión, en la que cada una pasa tras la otra, como dándonos la bienvenida a la historia que estamos a punto de ver. La primera película en solitario de Ainara Vera (Pamplona, 1985) es un retrato de 17 hermanas franciscanas que se encuentran retiradas de su trabajo en un convento, aunque ellas siguen enfrascadas en sus pequeñas tareas cotidianas: barrer, planchar, coser, rezar, charlar, mirar por la ventana, los turnos en la puerta principal… Vera que se formó primero en Comunicación Audiovisual, para luego trasladarse a realizar el Máster en Documental en Creación en la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona, donde fue pupila del director ruso Victor Kossakovsky, con el que debutó, junto a otros 32 estudiantes, en la película Demostration (2013) y con el que sigue trabajando en sus proyectos en el equipo de dirección.

Para su primer largo en solitario, Vera se sumerge en la cotidianidad de los muros del convento, y captura de forma tranquila y silenciosa, el día a día de este grupo de religiosas, filmando, a través de planos fijos, los pasillos y espacios comunitarios por donde deambulan las mujeres. Las vemos trabajando, relacionándose y charlando, de la vida, de sus vidas, de sus anteriores vidas, de su vocación religiosa, de la fe, la espiritualidad, de aquello y más allá, a través de un sentido del humor y una sencillez que atrapa a los espectadores, con esa forma honesta y humana de explicar y describir detalles y situaciones que vivieron. La cineasta navarra filma la intimidad y la cotidianidad de este espacio sin intervenir, dejando que su cámara atrape la vida y el alma de las religiosas, dejando tiempo para mirar sus vidas, sin prisas, adecuando su forma cinematográfica al tiempo que reina en sus vidas, donde se impone un tiempo calmado, paciente, sencillo, donde los trabajos propios de personas mayores se van sucediendo sin prisas ni ansiedad, todo fluyen la vida de las religiosas, con los achaques propios de la edad (como esas escaleras que forman parte de su cotidianidad, que también filma Vera, atrapando las manos de las religiosas, en su caminar,  y la circularidad, que deviene una excelente metáfora de la vida) y conviviendo entre todas con extrema sencillez y tranquilidad, aceptando los designios de Dios, la desaparición de su comunidad y abrazando la vida que ellas eligieron sin remordimientos ni resignación.

Vera filma las vidas de las religiosas de un modo respetuoso y tranquilo, capturando no sólo el caminar y el quehacer de las monjas, sino el espíritu que emanan, en una película que también nos habla del tiempo y del tiempo de las hermanas, de aquello que fueron, de aquellas ausentes, que algunas ya no recuerdan su nombre, tantas vidas dedicadas a ayudar al prójimo (como la emocionante secuencia de las fotografías, donde las van rompiendo, aceptando ese tiempo que fue, aunque ahora, ya no es, expulsando lo material de sus vidas, y quedándose con los recuerdos que todavía persisten, como si fuesen un hilo a punto de romperse, en sus vidas). La directora pamplonica construye una película ligera, donde nos reímos con las reflexiones y posiciones ante la vida y los hechos de las religiosas, pero la película no se queda ahí, profundiza en muchos temas sin necesidad de ningún discurso ni nada parecido, solamente desde la observación y la filmación a un grupo de mujeres que nos abren sus vidas, de forma modesta y sin ningún tipo de alarde, sus almas y sus recuerdos, desde la sencillez y la honestidad de alguien que ha dedicado su vida a los demás, a aquellos que más lo necesitaban.

Vera se adentra en el interior de las religiosas, sin entrar, alejándose de cualquier posición sobre la religión, sin hacer análisis, huyendo de cualquier apología de la religiosidad ni nada que se le parezca. Su película se sumerge en las vidas de unas mujeres, que si bien son religiosas, nos habla de humanidad, paciencia, tiempo, memoria, sencillez y honestidad, y lo hace desde una posición cercana e íntima, pero sin juzgar nada ni nadie, encontrando esa posición de mirar, y adentrarse en sus vidas, capturando su humanismo, su vitalidad y sentido del humor, sin interrumpir sus vidas, sin invadir sus intimidades, dejándolas hacer, pero capturando todo lo que allí suceda. Vera ha realizado una película inmensa, sobre la vida, el tiempo y la memoria, en un trabajo que realizó en solitario, donde filma a las 17 religiosas, captura esa luz apagada y ensombrecida del interior del convento, donde transcurren los 62 minutos, breves, pero intensos de la película, en el que el exterior nos viene desde afuera en forma de sonidos de los niños jugando (ya que las religiosas comparten edificio con un colegio) o la observación de esas palomas que una vez los niños han dejado el patio, acuden a recoger los restos de comida, mientras las monjas las observan y en off escuchamos sus conversaciones. Vera nos conduce por los pasillos y los espacios que comparten las monjas, desde una mirada sencilla, acogedora y libre, haciéndonos reír, reflexionar y obligándonos a mirar sin prisas, el deambular calmado y paciente de la comunidad, sin más.


<p><a href=”https://vimeo.com/241866890″>Hasta ma&ntilde;ana, si Dios quiere.</a> from <a href=”https://vimeo.com/arenacomunicacion”>Arena Comunicaci&oacute;n Audiovisual</a> on <a href=”https://vimeo.com”>Vimeo</a&gt;.</p>

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.